La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, expresó su preocupación este martes por la situación que vive Venezuela.

La ONU pide al Gobierno venezolano que respete el derecho a manifestarse

EFE.- 11/04/2017.- La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, expresó su preocupación este martes por la situación que vive Venezuela.

Hizo un llamado al gobierno del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, a respetar el derecho a la manifestación pacífica y a la libertad de expresión, así como pidió a todos los ciudadanos a no usar la violencia, según reseñó EFE.

A través de un comunicado, la portavoz de Al Huessein, Elizabeth Throssell, también se refirió a la reciente inhabilitación por 15 años del gobernador de Miranda y líder opositor, Henrique Capriles, y recordó que él fue “democráticamente elegido”. “Estamos preocupados por los informes sobre (actos de) violencia durante las protestas. Hacemos un llamamiento al Gobierno de Venezuela para que se asegure de que sean respetados el derecho a la manifestación pacífica y a la libertad de opinión”, reza el comunicado al que EFE tuvo acceso.

Estamos preocupados por los informes sobre actos de violencia durante las protestas. Hacemos un llamamiento al Gobierno de Venezuela para que se asegure de que son respetados los derechos a la manifestación pacífica y a la libertad de opinión“, ha trasladado la portavoz del alto comisionado, Elizabeth Throssell, a través de un comunicado.

Throssell también se ha referido a la decisión del Ejecutivo chavista de inhabilitar al opositor Henrique Capriles, quien no podrá ejercer ningún cargo público hasta dentro de 15 años. La portavoz ha recordado que Capriles ha sido “elegido democráticamente”.

El comunicado emitido por la ONU ve la luz un día después de que se sucedieran las protestas violentas en Caracas que fueron duramente reprimidas por la policía y el ejército. La oposición ha salido a la calle estos días para respaldar al Parlamento, de mayoría antichavista, en su demanda de elecciones y las peticiones del cese de los magistrados del Tribunal Supremo.

Sin embargo, las manifestaciones se han saldado con choques entre las autoridades y opositores. Este lunes se llegó a disparar gases lacrimógenos desde helicópteros para impedir que cientos de manifestantes llegaran hasta la Defensoría del Puebo, algo que ha sido criticado por múltiples defensores de los Derechos Humanos.

La portavoz del alto comisionado ha hecho un llamamiento “a las fuerzas de seguridad para que operen en concordancia con los estándares internacionales sobre Derechos Humanos” en sus forma de “gestionar” las manifestaciones

La Fiscalía venezolana informó el lunes de que, tras las protestas, se detuvo a 40 personas en varios estados del país y que serán llevadas a los tribunales por estar implicadas en “distintos hechos de violencia”. Por otro lado, el diputado opositor José Manuel Olivares denunció que los enfrentamientos con la policía dejaron más de 200 heridos.